¿Cómo funciona?

Inicio > ¿Cómo funciona?

El sistema de gestión de flotillas WebFleet® destaca por su sencillez.

1

Con la asesoría especializada de Netkom defina las necesidades específicas de su empresa y elija la combinación de dispositivos y programas adecuados:

TomTom LINK 530

Dispositivo de seguimiento y localización de vehículos.

Los dispositivos de seguimiento de vehículos TomTom LINK le darán una perspectiva en tiempo real e histórica sobre cuando, dónde y cómo se están utilizando sus vehículos.

TomTom LINK 105

Dispositivo de consumo de combustible y emisiones.

Dispositivo de telemática que le ayuda a mejorar el consumo de combustible, a reducir las emisiones de carbono de su flota y a garantizar la seguridad de sus vehículos en la carretera.

TomTom PRO 7250

Dispositivo de navegación, gestión y comunicación para conductores.

Ha sido diseñado para permitir que los conductores que trabajen de un modo más inteligente permitiendo en un solo equipo:

  • Acceder a mapas de navegación y rutas optimas.
  • Consultar tráfico y vías alternas más rápidas.
  • Gestionar ordenes de trabajo.
  • Intercambiar mensajes.
  • Asignar ordenes de reparto en función de tiempo, distancia y consumo de recursos.
  • Generar reportes de desempeño.
2

Una vez seleccionados los dispositivos, ingrese a WebFleet®, nuestra aplicación On Line donde podrá conectarse con los dispositivos de sus vehículos y empezar a generar y obtener información valiosa. Expanda los beneficios de WebFleet® con WebFleet® Mobile, para ver y controlar su flotilla en cualquier momento y lugar con su smartphone.

3

Obtenga una experiencia y efectividad total con OptiDrive® 360.

OptiDrive® 360

Plataforma adicional para gestionar la conducción de choferes.

OptiDrive® 360 proporciona valiosa información tanto al administrador de flotas como al conductor, facilitando información directa a los conductores, antes, durante y tras el viaje. Un estilo de conducción responsable contribuye a ahorrar en combustible, en mantenimiento, en primas de seguros y alarga la vida de las unidades, reduciendo así los costes totales de propiedad del vehículo.